Contó con un tutor de arte y más tarde estudiaría con un impresionista. Nuestra oferta formativa en un espacio exclusivo. Con más pinta de hermanos que de matrimonio, durante años se les veía conjuntados con similares abrigos de Abercrombie & Fitch de tweed y mangas raglán. Su esposa fue la también artista Anni Albers. "Ella nunca olvidó su consejo de 'caminar siguiendo una sola línea’. La crema de los 21 usos que los dermatólogos recomiendan para casi todo, Faldas de lentejuelas que te hacen el look de Navidad. La silla 'Ottawa', diseñada por Karim Rashid en 2012, emprende el vuelo con ligereza en un sitio muy especial, entre aviones: así la reinterpretan los diseñadores del estudio 'Sinmas', potenciando sus formas orgánicas. Cortesía: Josef and Anni Albers Foundation MÁXIMO EFECTO, MÍNIMO DE MEDIOS Gran creador de logrados aforismos y agudas sentencias, Josef Albers solía repetir que uno de sus objetivos en el arte y en la vida era conseguir el “máximo efecto” a través del “mínimo de medios”. Tras abandonar la escuela de artes aplicadas de Hamburgo después de cursar solo dos meses, llegó a sus manos un folleto de la Bauhaus, una nueva escuela experimental alemana de arte y diseño a la que se presentó de inmediato. Albers estudió en la vanguardista Bauhaus de Weimar a partir de 1922, institución donde conocería a su marido, el pintor Josef Albers, y donde llegaría a dirigir el taller textil en 1931. La cuarta exposición de la serie Pasajeros explora la forma en la que los viajes de Anni Albers (Alemania, 1899 – EE.UU., 1994) a México influenciaron su trabajo en diferentes campos; además de esbozar las relaciones personales y profesionales que atravesaron esta experiencia. Josef – painter, designer, and teacher – and Anni Albers – textile artist and printmaker – are among the twentieth century's most important abstract artists, and this is the first monograph to celebrate the rich creative output and beguiling relationship of these two masters in one elegant volume. © 2020 CONDENET IBERICA S.L. Nacida en … 9. Hoy, los tonos inventados por la propia Albers siguen poblando las pasarelas modernas: los tonos lúdicos de Hermès para la primavera/verano de 2019, según idea de su directora creativa Nadège Vanhee-Cybulski, surgieron de dibujar directamente los trenzados de los telares de Albers. Dejó Berlín en favor del Black Mountain CollegeEn noviembre de 1933, cuando los nazis comenzaron a cernir sus garras sobre Alemania, los Albers se trasladaron oportunamente a Estados Unidos, invitados a impartir clase en el recién establecido Black Mountain College de Carolina del Norte. Las ideas que motivaban a Albers – que el arte debía ser, ante todo, útil – nacían del corazón de la enseñanza utilitaria de la escuela Bauhaus. “Jugó con el proceso de serigrafía, incorporando errores en sus técnicas del mismo modo que hizo Picasso con la cerámica. Anni y Josef Albers en su salón, en New Haven, Connecticut, 1965. Details: Moderated by Lauren Hinkson, an associate curator at the Guggenheim Museum, the conversation will explore the life and work of Josef (painter, designer, and teacher) and Anni Albers (textile artist and printmaker), two masters who were leading pioneers and protagonists of modern art and design—from their formative years at the Bauhaus in Germany to their remarkable influence at Black … Su primera pasión no fue tejer (ni la última)La ambición principal de Albers era ser pintora. Pero Albers era Albers: nada de piedras ni materiales preciosos; fabricaba sus joyas de colección a partir de objetos caseros que cualquiera consideraría basura. Las mujeres no podían acceder a algunas disciplinas, por lo que Anni no pudo entrar en el taller de vidrio en su segundo año y tuvo que optar por el de tejido a cargo de Gunta Stölzl. Josef and Anni Albers: the Bauhaus misfits who scaled art's peaks He was the son of a painter and decorator; she was a rich girl from Berlin. Anni Albers convirtió en maravilla el arte de la tejeduría. Esta fue la razón (junto con su artritis) por la que Albers pasó los últimos años de su vida volcando su mirada gráfica en el grabado. 8. Consideraba a Coco Chanel una gran artista (pero compraba en tiendas de saldos)Cuando se le preguntó quién consideraba el mejor artista del siglo XX, Albers respondió Coco Chanel. Todos los derechos reservados. 7. Ella era sofisticada y de familia adinerada; él, el humilde hijo de un decoradorAlbers era la mayor de tres hermanos, hija de una dinastía de editores por parte de su madre y de fabricantes de muebles por el lado paterno. Josef Albers vivió y trabajó en New Haven con Anni Albers, hasta el día de su muerte, el 25 de marzo de 1976, no sin antes representar una transición entre el arte europeo tradicional y el arte norteamericano. Por un lado, Josef Albers (1888-1976), pintor, diseñador y profesor emérito; por otro lado, Anni Albers (1899-1994), artista textil, grabador, diseñador y renombrado teórico del arte. Hizo joyas con escurridores de fregaderoAlbers también hizo joyería. Allí dieron clase en el instituto Black Mountain Collage en Carolina del Norte, trabajaron más de una década. Esta sensibilidad tan lúdica es totalmente actual. Courtesy of the Josef and Anni Albers Foundation. Fue aquí, según Fox Weber, donde conoció a Josef, el hijo solitario de un pintor decorador. Anni Albers, Tikal, 1958. Nacida en Berlín en 1899, aplicó el ideario modernista al antiguo oficio del telar, destacándose con ello como la artista textil más innovadora e influyente del siglo XX. Salvo sus primeros pasos en el lenguaje expresionista típico de la Alemania de principios del siglo XX, la obra de Josef Albers está absolutamente regida por una economía de medios que constituye el auténtico principio rector de su práctica artística. Es probable que conozcáis a Josef Albers, su marido y también profesor en las sedes de Weimar y Dessau de la Bauhaus. “Su trabajo se vuelve progresivamente más curvo, irregular y asimétrico. Anni Albers asistió a numerosas escuelas de arte como especialista en arte textil y el MoMa incluso le dedicó una exposición individual, un raro reconocimiento para una mujer de la época. Las obras de esta exposición cuentan la his- Quizá esto se debió también al hecho de que Anni destacara en un campo considerado durante mucho tiempo "menor" y propio del género femenino, el diseño textil. La profunda influencia de los textiles nativos andinos que contempló en sus viajes pronto impregnó su trabajo. Te pone del revés”. Por En 1950, la pareja se mudó primero a Nueva York y luego a Connecticut cuando Josef fue nombrado jefe del nuevo departamento de diseño en Yale. En ese momento, los textiles eran menos decorativos y atendían a una necesidad funcional.